*

4 formas de desarrollar la inteligencia de tu hijo jugando

Los juegos en las actividades diarias de los niños son muy útiles para su desarrollo.

Ahora que ha iniciado el año escolar, muchos padres olvidan la importancia que tienen los juegos en las actividades diarias de los niños.

Elena Saez, psicóloga infantil del juego de escape en vivo EscaPistas, comentó que los juegos, en la mayoría de los casos, revelan en los niños la vocación que desean tener de adultos. "Jugar sobre todas las cosas es crecer: crece su imaginación, su entendimiento del mundo, su capacidad de solución de problemas y así se potencia su inteligencia", explicó.

Sin embargo, no todos los juegos cumplen con esta función. Por ello, la especialista nos dejó una lista de las cuatro formas en que tus hijos podrían desarrollar su inteligencia jugando.

1. Juegos de estrategia. Este tipo de juegos estimulan la concentración, el razonamiento, la toma de decisiones, la responsabilidad y el respeto a las reglas. Excelente si queremos que el niño desarrolle un pensamiento crítico. En la mayoría de casos, cuando pensamos en un juego de estrategia, nos viene a la mente el ajedrez. Sin embargo, hoy existe la alternativa de los cuartos de escape, juegos de estrategia en vivo en los que los niños son enfrentados a situaciones reales, debiendo superarlas resolviendo acertijos, descifrando códigos, encontrando objetos e interactuando con sus grupos de amigos.

Esta alternativa de diversión no solamente es mucho más entretenida, sino que desarrolla el pensamiento lateral de los niños al tener que encontrar una solución a un problema determinado usando su imaginación y creatividad; y al ser un juego de participación grupal favorece a las habilidades sociales de los niños.

2. Juegos artísticos. El dibujo o la escultura ayudan a los niños a expresar y canalizar mejor sus emociones. Además, sirve como terapia de relajación, fomenta la creatividad y estimula sus sentidos e imaginación. Algunas alternativas son los libros de dibujo, los collages y las manualidades. Asimismo, existe el juego de mesa Cranium, que combina la escultura y la mímica para disfrutar en familia.

3. Juegos musicales. El baile y la danza son formas de impulsar la condición física de los niños, pero también ayudan a desarrollar sus habilidades sociales, autoestima y memoria. Inscribir a los niños en talleres de danza o de instrumentos musicales ayudarán a vencer su timidez y a liberar las tensiones del colegio.

4. Juegos de memoria. Los juegos de memoria como las cartas y los rompecabezas desarrollan la concentración, la paciencia, la medición del espacio y el manejo de la frustración. Además, son muy buenos para impulsar la confianza en el niño, ya que se sentirá bien consigo mismo al lograr resolver los retos. Algunos juegos que podrías impulsar en tus hijos son los trabalenguas y los juegos de patrones.