*

6 graves consecuencias del consumo inadecuado de antibióticos

¡Alerta! En Perú la mitad de los antibióticos se adquiere sin receta.

El consumo en exceso de antibióticos puede producir desde gastritis e intoxicaciones hasta mutilaciones y la muerte.

Un simple resfriado es razón suficiente para acudir a la farmacia y adquirir conocidos antibióticos para 'matar' la enfermedad. Lo que muchos no saben es que en vez de 'matar' este mal, se están matando ellos mismos.

Acudir a una farmacia y comprar un antibiótico sin receta se llama automedicación y es uno de los principales generadores de lo que se conoce como resistencia bacteriana: fenómeno por el cual los microorganismos (bacterias, hongos, virus y parásitos) expuestas a los antibióticos sufren cambios y se hacen más fuertes y resistentes a las medicinas.

Dicho de un modo más coloquial, las bacterias que atacan a nuestro organismo ya conocen las barreras de defensa (antibióticos) y están preparadas para ganar la batalla. Al respecto, el doctor Alfredo Hidalgo, médico infectólogo del hospital Alberto Sabogal, señaló que "tomar medicamentos sin prescripción médica conlleva a que se consuman demasiados medicamentos, se abuse de los antibióticos e inyecciones, se usen los fármacos inapropiados que empeoran la enfermedad, lo que implica un grave riesgo para la salud".

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), del total de medicamentos vendidos en farmacias peruanas, el 60% corresponde a antibióticos y del total de antibióticos expendidos, el 40% se hizo sin indicación médica.

Es por ello que ante el deficiente servicio de salud (demoras en la atención o falta de acceso), el alto costo de los medicamentos o la desconfianza hacia algunos médicos, detallamos a continuación las peligrosas consecuencias que están expuestas las personas que se automedican.

1. Reacciones alérgicas complicadas.

2. Problemas cardiovasculares, dermatológicos, nerviosos y gastrointestinales.

3. Adicción a ciertos fármacos.

4. Intoxicación por sobredosis.

5. En los casos más extremos, la automedicación de antibióticos puede ocasionar discapacidad (amputaciones) y la muerte de la persona, pues el cuerpo no puede reaccionar ante el medicamento mal asimilado.

6. Agrava el contagio en ambientes hospitalarios. Muchas veces las bacterias son contagiadas de un paciente a otro con mayor facilidad y donde las infecciones se agravan en mayor proporción, haciendo que las bacterias causantes sean más resistentes a los fármacos, produciendo así infecciones generalizadas que pueden llevar al aumento de discapacidad, muertes y prolongación de las enfermedades.