*

Aprende qué hacer ante un traumatismo dental en niños

Los padres deben instruir a los niños sobre la importancia de tener una boca sana.

Es fundamental que los padres instruyan a los niños en cómo actuar para anteceder su conducta y promover su predisposición en el tratamiento.

Los accidentes en los niños son muy cotidianos por su misma madurez física y energía en sus juegos. Son más propensos a sufrir todo tipo de incidentes, incluyendo en la boca; además, el practicar un deporte aumenta las posibilidades.

El traumatismo dental ocasiona lesiones en los dientes y tejidos blandos (encía, lengua, carrillos, labios) a causa de una acción violenta. Los traumatismos de acuerdo a la gravedad se clasifican de la siguiente manera.

1. Fractura de la pieza dental. La gravedad dependerá del nivel de la fractura; es decir, una fractura en la corona dental será pequeña sin comprometer la parte vital del diente o podría exponerse la pulpa dentaria (parte vital del diente) y dañar los tejidos, generando un dolor intenso.

2. Luxación. Desplazamiento del diente que ocasiona el impacto hacia adelante o hacia atrás, así también puede sufrir de movilidad.

3. Avulsión. Desplazamiento del diente por completo de su alveolo, la raíz pierde su fijación y el diente está fuera de los tejidos que lo soportan.

Es importante que los papás sepan qué acciones tomar después de un traumatismo dental. Lo primero que se debe hacer es visitar a su odontólogo por emergencias para evaluar la gravedad del traumatismo, el tipo de fractura e iniciar el tratamiento.

La doctora Jubitza Loayza, periodoncista y directora Médico de la Clínica Eurodent, recomienda que ante este tipo de accidentes se debe mantener la calma y proceder a realizar los siguientes pasos.

1. La atención debe ser inmediata. Acudir al dentista para atender el accidente en un plazo máximo de 2 horas.

2. Atender la hemorragia con ligera presión en la zona dañada.

3. Llevar el pedazo de diente rotO. Si el diente sufrió una avulsión llevar al dentista el diente completo conservado en un vaso con saliva o suero fisiológico.

4. No contaminar el diente. Si el diente está en la boca mantenerlo entre las mejillas. Explicar al niño que tenga los cuidados para evitar la deglución del diente.