*

Capital llegó a Ate para verificar cierre de discoteca involucrada en caso de violación

Al costado del colegio Saco Oliveros se ubican tres centros de diversiones, incluida la clausurada discoteca Fuego. A pocos metros también hay un hostal.

Desde tempranas horas de la mañana de este lunes, el equipo de Capital, con Alan Diez a la cabeza, recorrió la cuadra 1 de la avenida Calca, en Ate, para verificar si efectivamente se clausuró la discoteca Fuego, involucrada en el caso de abuso sexual a una joven en estado de ebriedad.

El miércoles pasado, el alcalde de Ate, Óscar Benavides, reconoció no saber que el local involucrado con el crimen es también un hotel y está ubicada al lado del centro educativo Saco Oliveros. Pese a que la comuna anunció el cierre de la discoteca, los padres de familia continúan con su dolor de cabeza.

Y es que aparte de Fuego, operan dos discotecas más: Holiday y Bamboleo. Capital constató que ambas funcionaron este domingo de Ramos, ocasionando un tráfico infernal de taxis desde el amanecer, suciedad por los vendedores ambulantes y un mal ejemplo a los colegiales, quienes ven a diario a varios personas caminando en estado etílico.