*

Científicos revelan cuál es la señal que distingue a las personas inteligentes

¿Estar hablando consigo mismo representa un signo de enfermedad mental? Una experta emite su veredicto.

Muchos de nosotros hablamos con nosotros mismos y esto podría ser normal después de todo, o tal vez incluso saludable.

Los científicos de la Universidad de Bangor (Reino Unido) sostienen que hablar con uno mismo es un indicativo de un nivel más alto de inteligencia, ya que nos ayuda a mejorar el control sobre una tarea o una acción concreta. El estudio fue publicado el 3 de mayo en la última edición de la revista especializada The Conversation.

¿Cómo se llegó a esta conclusión? Los especialistas le tomaron a 28 participantes una prueba, pero antes les pidieron que leyeran las instrucciones en voz alta y después en silencio. Entonces midieron el nivel de concentración de los concursantes y su rendimiento en el examen, descubriendo que ambos parámetros mejoraron cuando se leyó en voz alta.

"La mejoría parece provenir simplemente de oírse a uno mismo, ya que los mandos auditivos parecen ser mejores controladores de la conducta que los escritos. Los resultados demostraron que, incluso si hablamos con nosotros mismos para ganar control durante tareas desafiantes, el rendimiento mejora sustancialmente cuando lo hacemos en voz alta", sostiene la investigación.

Esto probablemente puede ayudar a explicar por qué muchos profesionales del deporte, como los jugadores de tenis, a menudo se hablan a sí mismos durante las competiciones, diciendo cosas como "Vamos!", para estar mantenerse concentrados.

Los científicos señalan que una de las mejores herramientas que tenemos para el control cognitivo es hablar en voz alta. "Cuando la mente no está vagando, hablar en voz alta podría ser un signo de alto funcionamiento cognitivo. En lugar de ser mentalmente enfermo, puede hacerte intelectualmente más competente", finaliza la investigación.