*

¿Cuáles son los beneficios de ser emprendedores formales?

Con la “calculadora de la informalidad” proyecta tu negocio a mediano plazo.

La informalidad no te da obligaciones y te permite ahorrar dinero como por ejemplo el pago del Impuesto General a las Ventas (IGV), el impuesto a la renta y la planilla, pero ello, al final perjudica a los emprendedores, quienes se pueden dar cuenta de ello a través de la denominada “calculadora de la informalidad”, comentó Carlos Prado, asesor del Grupo Verona, en nuestro programa “Tu Negocio, Tu Marca” por Capital radio/TV.

El primer perjuicio al ser informal, es sin lugar a dudas, el hecho de no tener acceso al crédito en el sistema financiero formal. Todo emprendedor quiere crecer con su negocio y para ello necesita dinero, por lo tanto, dada su condición, se ve obligado a recurrir a los prestamistas y aceptar una tasa de interés muy superior a la banca.

El segundo perjuicio es no pagar IGV. En la formalidad, el pago de este monto te sirve como crédito y lo puedes descontar de las compras que realices para tu negocio. Ese dinero en la informalidad, simplemente lo dejas de usar.

Carlos Prado, asesor del Grupo Verona, recomendó a los emprendedores aplicar la “calculadora de la informalidad”, ¿Cómo?, de la siguiente manera:
1.- Proyecta tu negocio a mediano plazo, es decir, uno o dos años
2.- En ese lapso de tiempo, calcula cuánto dinero necesitas para tu negocio
3.- A esa cifra aplícale la tasa de interés de un prestamista, luego, la tasa de interés de la banca formal y compara ambos números.
4.- Proyecta tu forma de pago en ambos montos
5.- Si eres informal considera que corres el riesgo de ser objeto de fiscalización o embargo. Calcula cuánto dinero adicional debes tener guardado para esas contingencias que afectan tu negocio.