*

Día del Whisky: conoce cuáles son los mitos y verdades a la hora de beberlo

¿Cuál es la forma correcta de tomar el whisky para disfrutar de su verdadera esencia?

Este licor es una de las bebidas que mayor polémica genera al momento de decidir cómo tomarla.

El tercer sábado de mayo de cada año, se rinde homenaje a una de las bebidas preferidas en nuestro país: el whisky, destilado que comenzó su historia hace más de 5 siglos en monasterios escoceses e irlandeses. Y que, además de su exquisitez, brinda “posición aspiracional de estatus y sofisticación”.

Por ello, el whisky o en español, “Agua de vida”, es una de las bebidas que mayor polémica genera al momento de decidir cómo tomarla. Ya sea por como acompañarlo, la velocidad al beberlo o hasta donde servirlo.

¿Cuál es la forma correcta de tomar el whisky para disfrutar de su verdadera esencia? Algunos expertos coinciden, en que la mejor manera de hacerlo depende del gusto de cada uno; sin embargo, a pesar de que existen ciertas convenciones de cómo tomarlo, se han generado algunos mitos en relación a ello. Jorge Ode, Brand Ambassador de Chivas Regal en el Perú, aclara algunos mitos que existen sobre cómo tomar este licor.

1. El whisky se toma solo. Muchas son las personas que suelen tomar el whisky con gaseosa o energizantes; sin embargo, la manera más adecuada es tomarlo solo, dependiendo de la estación del año. En época de verano es apropiado hacerlo en las rocas (con hielo), se debe colocar primero el hielo (máximo 3 cubos) y luego 02 onzas o 02 dedos de whisky.

2. Tomarlo con agua. Al agregar el agua el whisky “se abre”; es recomendable solo un chorro.

3. Se toma rápido. Para disfrutar del whisky, no es necesario que lo tome en cantidades abundantes, ni muy rápido. Se debe tomar en sorbos pequeños para disfrutarlos mejor, sorbo por sorbo para sentir mejor el sabor y aroma.

4. No se toma en copa. Por lo general, a la hora de beber el whisky se debe tomar en vasos whiskeros; sin embargo, si se desea analizar sensorialmente es muy importante hacerlo en copa porque permite observar el color, cuerpo y aroma.