*

El peligroso avance de sordera infantil en el Perú

Se estima que entre 200 y 300 niños peruanos nacen con sordera total y/o problemas auditivos.

Por el Día de la Persona con Discapacidad, especialista alertó sobre falta de diagnóstico, intervención y tratamiento.

Es importante y necesario hacer hincapié en la sordera infantil (o hipoacusia), una de las cinco discapacidades más frecuentes en el Perú, cuyo índice aumenta porque su diagnóstico se hace tardíamente.

Consecuencias

Omar Gonzales Suazo, jefe del Servicio de Otorrinolaringología del hospital Guillermo Almenara, alertó sobre la necesidad de una adecuada infraestructura para el diagnóstico e intervención y tratamiento, a pesar de los esfuerzos del Programa Nacional de Manejo Temprano de la Hipoacusia de EsSalud. Esto porque es una deficiencia grave que genera serio retraso a los niños que lo padecen (200 a 300 niños nacen anualmente con hipoacusia neurosensorial bilateral profunda en el Perú).

“La sordera infantil es la incapacidad total o parcial para oír sonidos en uno o ambos oídos y presenta varios niveles siendo la más grave la hipoacusia neurosensorial bilateral profunda (sordo en ambos oídos). El problema más severo que se presenta es que cuando un niño no oye, pues no desarrolla el lenguaje. Otras consecuencias son el retroceso intelectual y de integración social.  Sin embargo, en las últimas décadas se ve que cuando se diagnostica y maneja tempranamente, la esperanza y calidad de vida mejoran ampliamente”, señaló Gonzales Suazo.

Solo el 30% ha sido diagnosticado e intervenido

La sordera infantil representa un grave problema de salud pública que el Estado debe tomar como prioridad para detener su peligroso avance en el Perú, pese al impulso del Programa Nacional de Manejo Temprano de la Hipoacusia (que en los últimos cuatro años ha comprado más de 500 implantes cocleares). “Esta perjudicial situación se ha dado, principalmente, por la falta de adecuados  equipos médicos para diagnosticar e infraestructura para realizar estas cirugías a los pacientes. Estimo que solo un 30% de niños con hipoacusia neurosensorial bilateral profunda habrán sido diagnosticados e intervenidos quirúrgicamente con un implante coclear a través del programa en referencia. Es decir, anualmente, se habrán beneficiado alrededor 90 pacientes, y otros 210 están sin diagnóstico ni tratamiento ideal”, señaló el médico

Implante coclear: el oído biónico

El implante coclear (también llamado el oído biónico) es un dispositivo implantado quirúrgicamente que ayuda a superar los problemas de audición originados en el oído interno, en la clóclea. “Está recomendado en niños con hipoacusia neurosensorial bilateral a quienes les permite recuperar la audición en alrededor del 85% evitando la sordera y el lenguaje de señas. Obviamente, luego de esta operación deben someterse a una terapia del lenguaje para que finalicen su proceso”, precisó el experto.

Por eso, cuidar nuestra audición es tarea de todos evitando exponerlos a ruidos intensos (bocinazos, alto volumen de radio, uso de auriculares y perifoneo en centros comerciales) y fomentando una cultura de prevención debido a las alarmantes estadísticas: más de 500 mil personas que padecen sordera en el Perú (según INEI) y 30 de cada 100 pacientes mayores de 60 años presenta baja capacidad auditiva en el Perú (según OPS).