*

Intervienen clínica de Miraflores que atendía con equipos láser sin registro sanitario

Digemid interviene clínica de Miraflores que atendía con equipos láser sin registro sanitario.

En operativo conjunto con el Ministerio Público, Sunat y Susalud incautaron dispositivo ingresado de contrabando utilizado para procedimientos invasivos.

La Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid), del Ministerio de Salud, intervino una clínica en Miraflores que brindaba atención al público con equipos láser que no contaban con registro sanitario, poniendo en riesgo la salud de sus pacientes al practicarles tratamientos invasivos.

Durante la intervención conjunta realizada en la Clínica Miraflores (José Antonio Encinas 141 - Miraflores), representantes de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) y la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud) y del Ministerio Público, se encontró un equipo de cirugía láser modelo innova CX, de la empresa Orlight Laser de Argentina.

Sin registro sanitario

Como consecuencia de un trabajo de inteligencia se determinó que la ciudadana argentina Laura Mónica Schmidt –representante de la empresa- ingresaba al país estos dispositivos médicos como parte de su equipaje, argumentando que eran equipos de masaje para uso personal cuando realmente eran utilizados para tratar casos de cirugía plástica, vascular, ginecológica, neurocirugía, traumatología, entre otros.

Inspectores detallaron que los dispositivos médicos, como es el caso de estos equipos, deben contar con el registro sanitario otorgado por la Digemid, el cual garantiza su buen funcionamiento y que cumplan con las especificaciones técnicas y de uso, considerando que se tratan de equipos de alto riesgo.

Riesgos

Advirtieron que existe el riesgo de exponer a los pacientes a luz láser tanto directa como difusa, causando daños a la piel expuesta con posibles quemaduras y daños a la vista, entre otras consecuencias para la salud. Tras la intervención, el fiscal Miguel Ángel Puicón dispuso la incautación inmediata del equipo, sus accesorios y las fibras ópticas que se utilizaban para trasladar láser al organismo de las personas tratadas.

Puicón explicó que el caso será investigado por la presunta comisión de delitos de contrabando y contra la salud pública. Por su parte, los representantes de la Digemid recomendaron a las clínicas del país trabajar únicamente con equipos médicos de procedencia legal que cuenten con registro sanitario otorgado por la institución.