*

Mujer es condenada a cadena perpetua por permitir que violen a su hija de 11 años

El calvario de la menor comenzó desde que tenía ocho años. Los hechos se dieron en el distrito de Pátapo, en Lambayeque.

La madre cobraba entre 15 y 20 soles cada vez que su hija era violada por su pareja sentimental.

El Colegiado Permanente de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque dictó la pena de cadena perpetua contra Deisy Lara Coronado por ser cómplice del delito de violación sexual en agravio de su hija, de iniciales T.E.S.L., de 11 años de edad.

La sentencia fue obtenida por el fiscal Danfer Yoplac Torres, quien en juicio oral expuso la responsabilidad de la acusada con medios probatorios suficientes. Están el acta de intervención policial, acta de entrevista única en cámara gesell de la menor agraviada y la declaración testimonial del padre de la agraviada.

El calvario de la menor

De la investigación fiscal se tiene que la acusada mantenía una relación sentimental con Segundo Amadeo Pérez Marrufo, y permitió que este abusara de su hija desde que tenía ocho años de edad. De esta manera, la madre trasladaba a su hija al domicilio del acusado, en la avenida Chongoyape s/n (carretera Chiclayo-Chongoyape) del distrito de Pátapo, con el pretexto de lavar su ropa.

Sin embargo, cuando ya se encontraban en el inmueble, Lara Coronado fingía dolor de cabeza para luego tomar una pastilla que le producía sueño, lo que aprovechaba Pérez Marrufo para ultrajar a la menor mediante amenazas de muerte. La última vez que abusó de la niña fue el día 23 de enero del 2016.

Cobraba los abusos

Los abusos también se cometieron en el inmueble de la agraviada, ubicado en el caserío El Progreso S/N-Pátapo, en el cual residía con su madre y hermano de quince años de edad. Por cada ocasión que la menor era abusada su madre recibía de su coimputado la suma de 15 soles, en tanto la menor recibía 20 soles que posteriormente entregaba a su progenitora. (Andina)

El delito fue descubierto y denunciado por su padre ante la policía que procedió a la detención de la acusada.