*

¿Por qué es tan importante hacer un estudio de mercado?

Se trata de una inversión que revertirá en tu negocio y el mismo emprendedor puede realizarlo.

Cuando hablamos de desarrollar una idea de negocio, una de las primeras cosas en que debemos pensar es en un estudio de mercado, proceso que es clave para los emprendedores, porque la información que nos revele nos servirá para saber si nuestro producto o se4rvicio es aceptado por el público consumidor y en qué situación se pone nuestro negocio en relación a la competencia.

Asi lo dio a conocer el consultor de negocios Steven Choquehuanca en nuestro programa “Tu Negocio, Tu Marca” por Capital radio/TV. quien explicó la importancia de un estudio de mercado, sobre todo para los micro, pequeños y medianos empresarios.

Un estudio de mercado nos permitirá conocer la zona donde pensamos iniciar nuestro negocio, saber quién o quiénes son nuestra competencia, las facilidades que los potenciales consumidores esperan de nosotros y que otros no les brindan.

El experto Steven Choquehuanca resaltó la importancia de contar con una página web en internet y las redes sociales, herramientas que dan enormes ventajas frente a la competencia.

Existen múltiples formas de realizar un estudio de mercado y de acuerdo a ellas oscila el costo, pero no hay necesidad de disponer de grandes montos de dinero. El mismo emprendedor, apoyado por su grupo de trabajo o cercanos colaboradores, incluso familiares o amigos, puede realizarlo, a través de un cuestionario simple.

En este conjunto de preguntas jamás pueden faltar interrogantes como el tipo de producto que más consume tu público objetivo, qué producto consume más y las facilidades que les brinda tu competencia para adquirir esos productos.

Steven Choquehuanca, consultos de negocios, aconsejó a los emprendedores a no ver el costo de un estudio de mercado como un gasto, sino como una inversión que revertirá meses después en tu mismo emprendimiento. Si no inviertes en tu imagen, no hay forma de que el cliente llegue, expresó.

Por otro lado, recomendó a los emprendedores a no amilanarse frente a competidores más fuertes o con mayor posicionamiento en el mercado.

Si el producto o servicio que ofrece es rechazado por el público, hay que tomarlo como una mala experiencia y jamás como un fracaso. En esos casos, el mensaje del potencial consumidor es que el producto o servicio requiere de ciertos cambios y un valor agregado que no lo encuentra y es necesario incluirlo.