*

La macabra fantasía que llevó a una pareja a asesinar a su hija adoptiva de 14 años

La pareja tramó por más de un año cómo realizarían el crimen e incluso idearon una estrategia para denunciar la desaparición de su hija.

Una pareja fue acusada por la fiscalía de Pensilvania, de haber asesinado a su hija adoptiva de 14 años, para complacer una macabra y sangrienta fantasía que tenían.

Adopción e inicio del tormento. De acuerdo a la investigación que realizó la Policía de ese estado y que recogió The Daily Mail, los novios identificados como Sara Packer y Jacob Sullivan de 41 y 44 años respectivamente, adoptaron a Grace Packer cuando tenía tres años y durante los años siguientes fue violada hasta dos veces por el sujeto con pleno conocimiento de la mujer.

Crimen. El crimen sucedió en julio de 2016, cuando Sullivan llevó a la fuerza al ático de la casa que alquilaba la pareja a Grace, allí la golpeó y la violó mientras Sara observaba todo como si fuera un juego, posteriormente envenenaron a la joven y la maniataron y amordazaron para que muera sin hacer ruidos.

Sin pruebas. Sin embargo, cuando la pareja regresó para constatar si Grace había muerto, encontraron que aún se encontraba con vida, por lo que la ahorcaron hasta que murió, la enterraron en arena para gatos con el fin de evitar malos olores y luego denunciaron a la Policía que les había robado dinero y escapado de casa. Durante las investigaciones por la desaparición de la joven un oficial visitó el hogar de la pareja, para recoger evidencias. Esto alertó a los asesinos que luego de la visita descuartizaron el cadáver de Grace y la enterraron en un bosque cercano.

Intento de suicidio y confesión. Pese a que ambos trataron de suicidarse ingiriendo un coctel de pastillas que no funcionó y la policía les arrestó en el mismo hospital donde fueron atendidos, luego de confesar su crimen que fue calificado por el fiscal Matthew Weintraub como uno de los eventos más horribles y traumáticos que cualquier persona podría sufrir.

Grace Packer
Casa de Sara Packer
Sara Packer