*

Vendedoras venezolanas son acosadas a diario en las calles de Lima

Un experimento social reveló la pesadilla de trabajar en la calle, ser mujer y extranjera... gracias a los acosadores.

Pese a que desde hace unos años se comenzó a sancionar el acoso sexual en los lugares de uso público, un informe de ATV Noticias reveló que los 'mañosos' de las calles y del transporte público en Lima continúan haciendo de las suyas. Atención a este experimento social.

Sus nuevas víctimas son las venezolanas, quienes desde hace meses venden tizana y arepas en las principales avenidas de la capital para ganarse la vida ante la crisis social y economía del país llanero.

Con la cooperación de la venezolana Carmen Herrera (23), abogada de profesión, se pudo evidenciar el calvario que podría sufrir tu hermana, hija, prima, sobrina o enamorada si por necesidad termina ganándose la vida vendiendo productos en las calles de nuestra capital.

El citado medio desenmascaró a más de un transportista o transeúnte con complejo de encuestador cuando tenía a Carmen en frente. En el experimento, realizado en las avenidas de Surco, se escucharon comentarios de este calibre: "¿Por qué eres tan bonita?", "por ti compraría lo que sea" o "todos los días voy a venir a verte".

"Me tratan de agarrar (la mano), siempre me dicen te llevo todo, te compro todo y te vas conmigo", dijo la joven venezolana. El video fue publicado este jueves en YouTube, logrando más de 600 reproducciones.