*

Víctima de agresión en Tottus: "Disculpé a la agresora, pero el curso policial continuará"

El veterano criticó que ningún personal del centro comercial se le acercó para auxiliarlo. Aseguró que muchas personas del extranjero lo llamaron para solidarizarse con él.

Percy Vizcarra Basto (63), quien fue víctima de discriminación racial y agresión verbal de parte de Johana Noles García (35) en el supermercado Tottus, de la Fontana, en La Molina, contó en exclusiva para Capital lo que ocurrió el día del incidente. Aseguró que todo comenzó después de increparle a la mujer por pasar de una manera brusca por la cola hasta la caja registradora.

Comentó que la mujer estaba en compañía de su hermano, quien estaba comprando una bebida gaseosa. "Ella volteó inmediatamente y me dijo una serie de improperios. Uno no espera recibir una reacción así. La presencia de su hermano generó que ella se envalentone y me propine una cachetada que hizo que vuelen mis lentes y me lo destroce", agregó en la entrevista con Carlos Galdós.

Crítica al personal de Tottus

También criticó que ningún personal del centro comercial se le acercó para darle una explicación o auxiliarlo en el momento de la discusión. "Dejé mi denuncia en el Libro de Reclamaciones aduciendo que no puede ser posible que en un mercado los clientes no tengan la seguridad del caso. (...) Yo salí aturdido e inclusive confundí la salida. Eso es lo que les he increpado. Nada de nada hasta que salí a mi vehículo".

Vizcarra Basto agredeció a las personas que se solidarizaron con él y aseguró que ha recibido llamadas de varios países. También hizo un llamado a la ministra de Educación para que en la currícula escolar se enseñe a los niños a querer al país. "Las autoridades olvidan el rescate de las diferentes culturas (...) La verdad que este país pareciera que fuera uno de los pocos donde las diferencias raciales son profundas. No tenemos una identidad propia. Somos un país andino. Hay que comenzar una cruzada aprovechando mi caso. He aprendido una lección tremenda de que la unión hace la fuerza".

Disculpas aceptadas

Indicó que está feliz de ser de Huancayo y que le digan cholo lo hace sentir más orgulloso. "Creo que dentro de los valores de las personas una de las cosas más difíciles en la gente es practicar el perdón. Yo tengo principios cristianos y no voy a hacer un escarnio de esto. Yo he aceptado las disculpas de la señora, pero hay una parte judicial que seguirá su curso. Tampoco voy a llegar al odio. Al final de cuentas quién soy yo para no perdonar a una persona", finalizó.

La mujer insultó al anciano con frases discriminadoras antes de darle una cachetada.