*

YouTube: vicepresidente de Chapecoense se quebró ante la prensa tras tragedia

Chapecoense confía en que restos de víctimas puedan ser repatriados el jueves.

"No podemos creer lo que pasó, hoy es un día de enorme tristeza", comentó Ivan Tozzo tras confirmarse el fallecimiento de 19 jugadores del equipo brasileño.

Brasil. En la mañana de este martes, Ivan Tozzo, vicepresidente de Chapecoense, describió a la prensa la desoladora tristeza que se vive en el club brasileño tras el accidente del avión en el que viajaba el equipo y que causó 71 muertos y 6 heridos en Colombia, según las autoridades locales.

Velatorio

En entrevista con radio Vorterix y el canal de TV Globo, Tozzo apuntó que todo indica que las víctimas serán trasladadas a Sao Paulo, donde les esperarán los familiares para proceder a la identificación. "Nuestra idea era hacer un velatorio colectivo en este querido estadio (Arena Condá). Todas las personas querían dar apoyo, dar un abrazo y después de eso brindar el apoyo logístico a las personas en cada ciudad de residencia". 

Presintió la tragedia

El vicepresidente del club tenía previsto viajar el lunes con el equipo a Colombia, pero a última hora cambió de opinión. "A última hora yo estaba en la lista también para viajar, no sé porqué dejé todo, me dio el presentimiento y no quise ir. La gente animándome: 'vamos para allí que esto va a quedar en la historia' Y no fui y deseé buen viaje para todo el mundo. Es difícil. Cuando recibí la noticia esta mañana creía que estaba soñando".

Luego lamentó lo sucedido entre lágrimas: "Los jugadores estaban tan felices. No podemos creer lo que pasó, hoy es un día de enorme tristeza". Sobre las causas del accidente, la autoridad dijo que tiene los detalles de por qué se hizo el cambio de avión. "Fue una decisión del organismo de control de la aviación de Brasil", explicó Tozzo antes de comentar que "realmente fue una tragedia, no sabemos lo que sucedió". 

Del sueño a la pesadilla

Tozzo se refirió a la situación por la que pasaba el equipo que, después de haber superado un periodo de dificultades económicas, había logrado sorprender al mundo del fútbol con su ascenso a primera división. "Pasamos por muchas dificultades (económicas). Ahora que todo estaba perfecto, la directiva fantástica, pagando en día haciendo todas las obligaciones, todo el mundo gustaba de jugar en el Chapecoense...", lamentó.

"Estábamos con un equipo fantástico, que era la alegría de Chapecó y de Brasil porque las mayorías de las personas tenían como segundo equipo al Chapecó. Pocas alegrías tenemos los brasileños y el Chapecoense era una de ellas", añadió. "Jamás esperábamos esto", continuó el vicepresidente. "Aquí, las esposas de los jugadores se estaban desmayando, llorando. Casi todos los futbolistas tenían hijos pequeños, esto es demasiado triste".