*

Chile declara emergencia sanitaria por rotura de condones chinos

El año pasado, Chile autorizó la entrada en el país de preservativos de la marca china Kaiju y, en los últimos meses, se presentaron denuncias por fallas.

Autoridades chilenas han lanzado una alerta sanitaria para que la población no utilice esos profilácticos, debido a las fallas que presenta.

El Instituto de Salud Pública (ISP) declaró hoy una alerta sanitaria por la rotura de preservativos de procedencia china que son distribuidos de forma gratuita por las autoridades chilenas en los Centros de Salud Familiar (CESFAM).

Fuentes gubernamentales informaron este lunes que al menos tres lotes del producto fueron retirados y pasaron a cuarentena, además de hacer un llamado a la población para que no fueran utilizados aquellos que no habían sido apartados de los centros.

Según las autoridades, los preservativos presentaban anomalías tanto en su impermeabilidad como en su pequeño tamaño, lo que suponía un problema con el envase en el momento de la extracción del mismo.

De ello dio parte el Programa de la Mujer y el Programa de Promoción de la Salud Sexual y Prevención del VIH y las Infecciones de Transmisión sexual (ITS), instituciones que notificaron al Ministerio de Salud de los defectos que presentaban los condones.

Según difunde la página de Emol, las advertencias sanitarias se dieron desde las regiones de Arica y Parinacota y Coquimbo, en el norte de Chile, y de Los Lagos, en el sur de esta nación austral. EFE

El subsecretario de Salud Pública de Chile, Jaime Burrows, declaró que se trata de