*

¿Por qué asesinaron al hermano de Kim Jong-un y cuáles serían las consecuencias?

Asesinar a Kim Jong-nam fue una decisión que puede tener consecuencias negativas para Pionyang.

El gobierno surcoreano aseguró que cuenta con indicios que apuntan a que fue envenenado al ser visto como una amenaza para Corea del Norte.

La policía de Malasia detuvo este miércoles a una mujer, con documentación vietnamita, como sospechosa del supuesto asesinato de Kim Jong-nam, hermano mayor del líder norcoreano Kim Jong-un. Pese al arresto, las múltiples incógnitas alrededor de este novelesco caso siguen latentes.

Jong-nam fue supuestamente asesinado el lunes en Kuala Lumpur, aparentemente con el uso de un veneno "mucho más tóxico que el cianuro" en el aeropuerto de esta ciudad, recoge RIA Novosti. Falleció cuando estaba camino al hospital.

Única sospechosa

La policía arrestó a una joven de 28 años, a la que consideran una de las dos mujeres que presuntamente planearon el envenenamiento. Las autoridades difundieron imágenes captadas por cámaras de seguridad, donde aparece una de las sospechosas antes de huir de la escena del crimen en taxi.

¿Kim Jong-un es un Caín?

Mientras continúan aflorando detalles de un suceso plagado de incógnitas, Corea del Sur ha responsabilizado al régimen que lidera Kim Jong-un, aunque no lo ha hecho de forma directa. "De ser confirmado que el asesinato se llevó a cabo por parte del régimen, se trataría de un flagrante ejemplo de su naturaleza brutal e inhumana", afirmó el presidente surcoreano en funciones, Hwang Kyo-ahn.

El director del servicio nacional de inteligencia, Lee Byong-ho, señaló que Pyongyang ya intentó asesinar al medio hermano de Kim Jong-un en 2012, y dio por hecha la implicación del régimen en el suceso, según informó la agencia local Yonhap.

¿Por qué lo mataron?

Algunos expertos surcoreanos creen que Kim Jong-nam era visto como una amenaza para Pyongyang como posible candidato al poder en caso de derrocamiento del actual líder, o simplemente como una figura incómoda por sus críticas al régimen, y quien además habría recibido la protección de China tras su exilio forzado.

Otros analistas, en cambio, son más cautos al analizar la posible implicación de Corea del Norte, en un momento en que el país se prepara para celebrar el 75 aniversario del nacimiento de Kim Jong-il, una de sus efemérides más importantes del año, y días después de su último ensayo con un misil balístico de medio alcance.

"Kim Jong-nam podría haber enfadado al régimen con la amenaza de desertar a otro país", señala por su parte el experto Cheong Jeong-sam en NK News. El periodista nipón Yoji Gomi le definió hoy como una persona "que deseaba un cambio en Corea del Norte" y que "defendía la reforma de la economía y su liberalización".

Las consecuencias

"Podría haberse tratado de Corea del Norte, pero también de otro país o simplemente de un asunto privado", señala en declaraciones a Efe el experto Tim Webb, quien considera que el suceso "puede estropear" la cobertura internacional del citado evento, para el cual Pyongyang ha invitado a medios extranjeros.

Además, si se confirma la responsabilidad del régimen Juché, esto supondría "otro obstáculo para una posible negociación entre la Administración Trump y Kim Jong-un" con el fin de que el régimen abandonara sus programas armamentísticos, según este analista colaborador de la web especializada NK pro.

 Kim Jong-nam decidió mantener un perfil bajo desde su exilio