*

¡Váyanse a su país!: chilena insulta a dos trabajadoras extranjeras en una farmacia

Una de las trabajadoras extranjeras le pidió a la mujer que se retirara del lugar, provocando que aumente más su ira.

Un caso de xenofobia ha indignado en las redes, luego que una chilena, en estado de ebriedad, agrediera verbalmente a dos trabajadoras extranjeras en una farmacia.

Gran rechazo ha causado en las redes sociales un video en el que una ciudadana chilena  insulta a dos trabajadoras extranjeras de nacionalidad brasileña y colombiana, que atendían en una farmacia, en Providencias, Santiago de Chile.

Según público Radio Biobio, este hecho ocurrió el jueves pasado, cuando la mujer, en estado de ebriedad, ingresó a la farmacia junto con su esposo y comenzó a lanzar comentarios xenofóbicos: “Usted, la mejor cosa que puede hacer es irse de esta farmacia, señora. ¡Váyase a su país”. Por su parte, su acompañante repitió esta frase: “Estamos cag*** de negros, haitinos, colombianos, brasileños”.

Retenidos por hurtar. Ambos habrían ingresado al lugar a robar, según reveló una fuente al portal chileno, quien indicó “que una señora de manera violenta se dirigió a los artículos de bebé y los guardó en su bolso una colonia y aceite de guagua”.

Tras ello, el guardia de seguridad los revisó y llamó a la jefa del local, la ciudadana brasileña que le pidió que se retirara de la farmacia, provocando que aumente la furia de la mujer.

“La señora encontró insólito que una extranjera le dijera qué hacer”, dijo la testigo. De esta forma, se puede escuchar en el video que comenzó a gritar “Quiero que esta hueo… me de las disculpas pertinentes (…) yo quiero que aquí me den las disculpas por estar con gente extranjera, en vez de un chileno. ¡Yo quiero un chileno!”.

 

Denunciados y multados. Finalmente, las trabajadoras decidieron llamar a los Carabineros, porque según reveló un testigo, “el esposo de la mujer le estaba pidiendo sus datos porque deportarlas a su país de origen”.

La pareja no fue detenida porque técnicamente, no robaron, ya que los artículos no salieron de la sala de ventas. Sin embargo, sí les realizaron un control de identidad, los multaron por estar en estado de ebriedad en la vía pública y una denuncia por los hechos.

La cadena de farmacias Salcobrand, publicó un comunicado en su cuenta de Twitter, donde ocurrió este ataque, lamentaron la situación y reiteraron su compromiso contra la discriminación. “Esperemos –a través de nuestra propia gestión de la diversidad- contribuir para que eso cambie”.