*

El brutal ataque de una madre a su hija de 3 años porque no encontraba una tablet

"Dame la tablet porque te mato", dice la mamá en repetidas ocasiones, mientras la menor llora junto a su hermana pequeña.

Argentina. Una mujer de 23 años fue imputada por delitos de lesiones y amenazas, y por infringir la ley de violencia familiar, después de que se hiciera público un video en el que se ve cómo maltrata física y verbalmente a una de sus pequeñas hijas para que le devolviera una tablet digital.

El video de la agresión

"Dame la tablet porque te mato", dice la mujer, de nombre Belén, en repetidas ocasiones a la menor, de unos 3 años, quien llora desconsoladamente junto a su hermana pequeña. Ambas están sentadas en un colchón de su casa, ubicada en la localidad de Bahía Blanca. "Movete porque te pateo", insiste a gritos la mamá, para después agarrar de los cabellos a su hija y zarandearla repetidamente en el aire.

El caso llegó a la justicia a partir de una denuncia que hizo la abuela de las niñas, madre de la imputada. A raíz de ello, se tomó una "medida de abrigo" sobre las menores y desde antes de Navidad ambas están con sus abuelos paternos.

Situación de las menores

"Las niñas están bien contenidas, bien emocionalmente y en condiciones de salud, y la bebé cuenta con seguimiento permanente de un equipo especializado", subrayaron las autoridades de protección al menor del país. Señalaron que la prioridad es el resguardo físico, psicológico y emocional de las menores y matizó que Belén está imputada por lesiones, amenazas y por infracción a la ley 12579 de violencia familiar.

¿Qué dijo la abuela?

En declaraciones a radio La Brújula, Patricia, madre de la acusada, indicó que su hija "está arrepentida". Patricia reconoció que su marido -padre de Belén- la pegó "desde la noche de bodas", pero aclaró que "eso no justifica nada", sino "todo lo contrario".

"Cuando veo el vídeo no me entero ahí que Belén pega a las nenas. Siempre tenía agresión verbal, pero no pegarles de tal manera. Por eso denuncio. Yo lo sabía, pero no de tal magnitud", argumentó. Según afirmó, cuando supo de los hechos habló con su hija para que no siguiera pegando a las pequeñas. (EFE)