*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Aprende cómo hidratarte correctamente en este verano

La deshidratación a veces pasa desapercibida, y por falta del consumo de agua, podemos sufrir problemas cardiacos, dolores de articulaciones y mareos.

Sepa cómo hidratarse adecuadamente en este verano.

Muchas personas piensan que hidratarse por medio de gaseosas o jugos envasados es la solución para calmar esa sed que nos provoca el intenso calor del verano, sin tener en cuenta que no les aporta nada a su organismo, sino que les proporciona una cantidad de azúcar innecesaria y perjudicial sí abusan de ellas.

“Lo ideal es el consumo de agua solamente, por cada 30 – 35ml de agua por kilo de peso de la persona), así que el consumo de agua dependerá del peso de cada persona, explicó la lic. Sylvia Rodríguez Vélez, del Portal Salud en Casa.  

De acuerdo con la especialista una opción saludable también es la ingesta de frutas, verduras y el acompañamiento de infusiones. “Los arándanos son ideales porque son excelentes antioxidantes y proporcionan potasio; la granadilla al igual que la manzana contiene fibra; la fresa ayuda a la formación de colágeno; el mango ayuda a la piel (también ayuda a lograr un bronceado parejo y nos protege contra las quemaduras del sol), y las uvas contienen alta cantidad de agua y tienen un índice glicémico medio).  E incluso tanto el agua como la pulpa o carne del coco tienen alta cantidad de agua y minerales que actúan como rehidratantes naturales

Hidratación en niños y adultos mayores
Para Sylvia Rodriguez, los más pequeños que realizan más actividad física, sobre todo en vacaciones no deben consumir gaseosas, los padres deben de incentivarles a que beban agua, jugos naturales, ya que estas bebidas azucaradas y artificiales (por el ácido fosfórico) solo les ocasiona daños en el esmalte de los dientes.

“En el caso de las personas mayores, la deshidratación a veces pasa desapercibida, y por falta del consumo de agua, pueden sufrir problemas cardiacos, dolores de articulaciones y mareos. “Hay que ayudarles y a educarlos a ingerir agua o en todo caso infusiones”, indicó.