*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

¿Cómo darte cuenta si un niño es víctima de abuso sexual? Psiquiatra responde...

Especialista del Ministerio de Salud sostiene que un ambiente de confianza en el hogar promueve la identificación de estos casos.
Súbitos cambios de conducta y de las emociones en niños podrían ser indicadores de abuso sexual.

El trauma producto del abuso sexual de menores de edad podría no evidenciarse fácilmente, a menos que exista un gran vínculo de confianza con los padres. Así lo indicó el psiquiatra de niños y adolescentes del Ministerio de Salud, doctor José Ronald Villafane.

En niños menores de seis años...

El especialista sostiene que los comportamientos de los menores de edad que han sufrido de abuso sexual suelen diferenciarse por edades. "En el caso de los niños de la etapa inicial (menores a seis años), suelen tener una conducta regresiva. Si antes ya habían aprendido a ir solos al baño, pueden dejar de hacerlo, volviendo a orinarse en su ropa; si habían aprendido a pronunciar correctamente las palabras, retroceden; le temen nuevamente a la oscuridad, no quieren entrar solos al aula, etc. Son usualmente tópicos ya superados pero los vuelven a hacer como si se les hubiera olvidado".

Rol de los padres

Por su escaso conocimiento respecto a lo que es una agresión sexual, los niños en esta etapa pueden tomar los tocamientos como algo placentero, lo que puede evitar que rechacen a su agresor. Es necesario que los padres enseñen qué áreas del cuerpo son destinadas para una comunicación social y cuáles son áreas privadas, debiendo comunicar si alguien transgrede esos límites. "Se les debe instruir en que si alguien les dice: ‘no le vayas a contar a tu mamá’, justamente es cuando debe haber mayor comunicación con ella".

En niños entre 6 a 12 años...

En el caso del nivel primaria (de 6 a 12 años) los niños que han sufrido algún tipo de agresión sexual pueden mostrar un cambio repentino en su desempeño académico, disminución del número de amigos o su interés en ellos, se suelen aislar, hablan poco y llegan a sentir mucha angustia o culpa, pues el agresor suele amenazarlos con que les hará algo a sus padres o seres queridos si se atreven a hablar sobre la agresión sexual. "Cuanto más callado permanezca el niño habrá que sospechar y evaluar las razones de esta conducta. Igualmente, hay que estar alertas si comienzan a usar un lenguaje adulto, tiene una conducta sexualizada o tienen pesadillas", indica el doctor Villafane.

Los niños pueden no ser conscientes de la gravedad de la situación. Nuevamente el soporte de los padres y el mensaje sobre el respeto a su cuerpo es importante para que expresen si han sido víctimas de abuso sexual.

En adolescentes...

El especialista explica que, a diferencia de los niños, ellos sí tienen plena conciencia de haber sido violentados. Sin embargo, pueden callar por temor a ser rechazados, recibir un castigo o tener que relatar las situaciones vinculadas a la agresión sexual en especial cuando las declaraciones ante las autoridades son múltiples. "Muchos de los abusos ocasionados en esta edad se relacionan a situaciones ligadas al consumo de drogas (alcohol o estupefacientes) y podrían preferir no reportar el abuso para no tener que responder a estos temas".


SIGUIENTE NOTA
Pobladores son captados azotando a presunto abusador sexual en Satipo
Actualidad
Pobladores son captados azotando a presunto abusador sexual en Satipo
06/02/18 - Capital