*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Fenómeno El Niño: 4 aprendizajes para reactivar la reconstrucción con cambios

Estas recomendaciones provienen de Ivan Bartolini, encargado de la reconstrucción de Haití post-terremoto de magnitud 7.3 escala Ritcher en el año 2010.

En el marco de la Reconstrucción con Cambios.

Como se sabe, el 12 de enero del 2010 Haití sufrió un sismo de magnitud 7.3 escala de Richter, causando destrucción de viviendas y más de 220,000 personas fallecidas. En ese contexto, compartimos cuatro lecciones aprendidas para acelerar el proceso de reconstrucción del norte del Perú, dadas por Ivan Bartolini durante su participación en el 12° Simposio Internacional en Gestión del Riesgo de Desastres.

Esto teniendo en cuenta que en Perú solo se ha ejecutado el 18% de las transferencias gestionadas por la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) para las regiones de Piura, Ancash, La Libertad, Cajamarca y Lima, zonas afectadas por el fenómeno El Niño Costero.

1. Formar y capacitar mano de obra calificada. Un aprendizaje clave fue capacitar a los albañiles y personas dedicadas a la construcción de manera informal. Se crearon los Centros de Formación Profesional descentralizados, que tuvo por objetivo capacitar a obreros informales la forma de construcción sismo resistente y que colaboren en el proceso de reconstrucción de viviendas. Dicha formación estuvo de la mano con las facultades de ingeniería de diversas universidades y contó con la certificación del Ministerio de Vivienda de Haití, documento que les sirvió como un valor agregado para futuras labores.

2. Delegar, según la especialidad y experiencia. Al momento de realizar la reconstrucción, se les asignó a los profesionales, técnicos y personal certificado, tareas directamente relacionadas a sus especialidades y experiencia: el desarrollo de cada uno en su especialidad permitió dividir las funciones y explotar las características de cada grupo en beneficio del proceso de reconstrucción.

3. Vincular a la sociedad en el proceso de reconstrucción. En el caso de la reconstrucción de Haití, una iniciativa que contribuyó al proceso de reconstrucción fue la promoción de la participación de las mujeres, que permitió dar un nuevo enfoque al tema de seguridad y salud en la construcción. Asimismo, se realizó el mismo ejercicio con instituciones, iglesias y municipalidades, para promover capacitaciones teórico-prácticas, desarrollar convenios con empresas que generen trabajo para las personas en áreas relacionadas a la construcción, planificación de la gestión del riesgo, etc.

4. Cambiar prácticas. Este punto es uno de los más importantes en todo el proceso, pero especialmente en el mediano y largo plazo. El cambio de prácticas no es solo una cuestión técnica, sino que necesita un entendimiento de las reglas que manejan el sector informal y la psicología asociada al proceso de construcción. Se busca desarraigar temas como “autoconstrucción”, “construir en zonas de peligro”, “usar menos materiales de los necesarios para abaratar costos”, etc. El proceso de cambio de prácticas debe considerar por lo menos 4 dimensiones: conocimiento, aptitud, voluntad y vapacidad. El cambio es paulatino, pero lograrlo garantiza no cometer los mismos errores en un futuro.


SIGUIENTE NOTA
Denuncian que invasores se hacen pasar por damnificados de huaicos en Carapongo
Actualidad
Denuncian que invasores se hacen pasar por damnificados de huaicos en Carapongo
21/04/17 - Capital