*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Navidad y Año Nuevo: ¿cómo afecta el humo de los pirotécnicos a la salud?

Con esta información, se busca que las personas puedan prevenir complicaciones futuras tras estar expuestos al humo generado por los fuegos artificiales.

Los fuegos artificiales son altamente dañinos para la salud.

Las celebraciones de fin de año están cada vez más cerca. Sin embargo, no todo es felicidad, puesto que es característico de esta época el uso de artefactos pirotécnicos que, lejos del ámbito del entretenimiento, perjudican gravemente la salud de aquellos que están expuestos al humo que emanan, especialmente los niños.

El doctor Carlos José Mendoza Fox, especialista en Neumología Pediátrica de la Clínica Anglo Americana, comenta que la inhalación del humo producido por los pirotécnicos pueden facilitar infecciones respiratorias y sobre todo provocar broncoespasmo severo que, incluso, podrían causar la muerte del individuo predispuesto.

¿Por qué son tan perjudiciales los pirotécnicos?

En el caso de los fuegos artificiales, por ejemplo, más allá del espectáculo que representan, son altamente dañinos porque al accionarlos liberan con el humo muchas partículas metalíferas combinadas con pólvora, que al ser inhalados van directamente a los bronquios y pulmones, teniendo graves consecuencias para la salud.

Las partes del cuerpo que se ven más afectadas son la nariz, la garganta, bronquios y pulmones. Por lo tanto, la persona puede complicarse a través de una bronquitis y si además tiene un sistema de defensa débil o inmaduro, podría derivar en infecciones respiratorias severas como la neumonía, siendo la población más vulnerable los niños y los ancianos.

¿Quiénes son los más vulnerables?

Otro grupo de alto riesgo son las personas que tienen antecedentes de asma o de complicaciones cardiovasculares, independiente de la edad. No obstante, los que gozan de mayor bienestar tampoco deberían estar expuestos a estos dispositivos, por lo que se recomienda evitar al máximo el contacto con los pirotécnicos.

Si observas que se presenta ardor en los ojos, náuseas, vómitos, presión en el pecho, sensación de falta de aire, dificultad para respirar (agitación) o silbido de pecho, debes recurrir inmediatamente con el especialista o a una emergencia.


SIGUIENTE NOTA
¡Llegó el verano! Aprende cómo cuidar la salud bucal de tus hijos en esta temporada
Actualidad
¡Llegó el verano! Aprende cómo cuidar la salud bucal de tus hijos en esta temporada
21/12/18 - Capital