*

¿Quién es Iva Olivari, la mujer al mando de Croacia en el Mundial Rusia 2018?

"Me gustaría ver muchas más mujeres dentro y fuera del césped", afirma la primera mujer jefe de un equipo en la Selección Croata.
Conoce a la 'jefa' de Croacia en el Mundial.

Habían querido evitarlo a toda costa, pero ahí estaban otra vez: ante unos anfitriones eufóricos y con 30 minutos de enloquecida prórroga por delante. En el ardiente gramado de Sochi, Croacia era una piña de la que sobresalía una mujer con traje. Era Iva Olivari, la mánager del equipo, y si hacían historia también iba a ser por ella.

Como el de la Selección Balcánica, su camino hasta el banco del imponente estadio a orillas del Mar Negro había sido largo. Arrancó en 1992, cuando después de que una lesión le rompiera una prometedora carrera en el tenis, aterrizó en la recién creada federación de fútbol.

En aquella joven Croacia, era tan impensable que la selección alcanzara su segunda semifinal en 20 años como que lo hiciera con una mujer al borde del cesped. Pero los tiempos han cambiado. "Yo no he sido discriminada, aunque claro que he oído cosas del tipo 'ella no debería estar allí, sería mejor si fuera un hombre, no sabe nada de fútbol'... Pero esos comentarios me dan igual", asegura a AFP la mujer que viste el uniforme de la comisión técnica de Croacia.

Relación con jugadores

Lo que ocurre dentro del campo del equipo revelación de este Mundial lo decide el seleccionador Zlatko Dalic, pero todo lo demás pasa por Olivari, a quien algunos futbolistas llaman cariñosamente 'Tía Iva', y el resto de empleados directamente la 'jefa'. "Los más jóvenes, cuando llegan al equipo están muy asustados, no saben dónde vienen y me llaman 'tía Iva'", confiesa con una media sonrisa. "Pero eso se olvida enseguida y paso a ser solo Iva", añade.

Porque ella es la que manda

"Como mánager del equipo soy la reina de los papeles. Me encargo de toda la administración, la comunicación con los rivales, los clubes, los viajes... todo lo que se necesita para participar en un torneo", cuenta. Eso incluye asistir al seleccionador en la comunicación de los cambios o en el diálogo con la FIFA, como también hace la española Silvia Dorschnerova, delegada de campo de la Roja desde el Mundial de 2002.

Poco espacio

El de Olivari es la primera Copa del Mundo como mánager del equipo. Pero la imagen de esta mujer menuda de 49 años, sentada como una más entre los suplentes y técnicos del banco croata, ha llamado la atención en este Mundial con todavía pocos lugares en primera línea para las profesionales.

Casi la mitad de la audiencia de la Copa 2014 fue femenina en los mayores países de América Latina, según datos de la propia FIFA, pero apenas hay mujeres en las comisiones técnicas de las selecciones, las salas de prensa siguen siendo ampliamente masculinas y tampoco ha habido juezas en ninguno de los 64 partidos.

Algunas periodistas, además, han tenido que soportar manoseos y humillaciones de hinchas durante su trabajo en la calle, y una multinacional debió retirar una publicidad por vejatoria. "Me gustaría ver muchas más mujeres dentro y fuera del césped. Podemos hacer muchas cosas. No es necesario salir a jugar para estar representadas en el fútbol. Podemos trabajar en administración, dirección de jugadores, transferencias...", enumera Olivari.

Historia

Ella es parte esencial de la federación croata que ahora dirige el exdelantero y héroe del tercer puesto conquistado en 1998 Davor Suker, en la que resalta orgullosa que trabajan más mujeres que hombres. Nombrada mánager del equipo después del Mundial de Brasil, Olivari se estrenó a pie de campo en la Eurocopa de Francia 2016.

"Fue muy emocionante, da igual si eres hombre o mujer. Es impresionante sentarte allí y ver el fútbol desde otra perspectiva", recuerda. La experiencia, sin embargo, la acabó amargando el gol en el alargue de Quaresma con el que la futura campeona Portugal eliminó a Croacia en octavos. Pero en Rusia, la suerte ha caído del lado de la talentosa generación que lidera Luka Modric, quien corrió emocionado a abrazarse con Iva tras la sufrida clasificación contra Dinamarca.

Para ella, como para los otro cuatro millones de croatas, el trauma de los penales fue un calvario que deseaba no repetir, pero que tuvo que superar de nuevo ante una Rusia desatada. Aunque valió la pena. "Creo que nuestro momento ha llegado y vamos a hacer cosas increíbles en este Mundial", asegura. Ella estará en primera fila.


SIGUIENTE NOTA
Entretenimiento
"Soy famoso": Hincha israelita reveló cómo logró que la policía rusa lo libere
10/07/18 - Capital